5. y llamó a la luz día, y a las tinieblas noche. Hubo así tarde y mañana: día primero.





“Cuide de estar sempre em estado de graça.” São Padre Pio de Pietrelcina