4. Vio Dios que la luz era buena, y la separó de las tinieblas;





“É preciso amar, amar e nada mais”. São Padre Pio de Pietrelcina