3. Yahveh tardo a la cólera, pero grande en poder, y a nadie deja impune Yahveh. En la tempestad y el huracán camina, y las nubes son el polvo de sus pies.





“Deus ama quem segue o caminho da virtude.” São Padre Pio de Pietrelcina