18. ¡Cómo se han adormecido tus pastores, rey de Asiria! Tus tropas escogidas yacen inertes, tu pueblo está disperso por las montañas y no hay quien los reúna.





“Seja modesto no olhar.” São Padre Pio de Pietrelcina