20. Hasta las bestias salvajes se vuelven hacia ti, porque se han secado las corrientes de agua y el fuego ha devorado los pastizales del desierto.





“A mansidão reprime a ira.” São Padre Pio de Pietrelcina