2. «El Reino de los Cielos es semejante a un rey que celebró el banquete de bodas de su hijo.




“Deus nunca me recusou um pedido”. São Padre Pio de Pietrelcina