15. Eran doscientas cabras y veinte chivos, doscientas ovejas y veinte carneros,




“Nunca se canse de rezar e de ensinar a rezar.” São Padre Pio de Pietrelcina