L√∂ydetty 145 Tulokset: ęDentro

  • Pondr√°s el propiciatorio encima del arca; y pondr√°s dentro del arca el Testimonio que yo te dar√©. (Exodo 25, 21)

  • La revisti√≥ de oro puro, por dentro y por fuera, y adem√°s puso en su derredor una moldura de oro. (Exodo 37, 2)

  • Si cae uno de estos cad√°veres en una vasija de barro, cuanto haya dentro de ella quedar√° impuro y romper√©is la vasija. (Lev√≠tico 11, 33)

  • Nadie debe estar en la Tienda del Encuentro cuando Aar√≥n entre a hacer la expiaci√≥n dentro del santuario, hasta que salga. Despu√©s de haber hecho expiaci√≥n por s√≠ mismo, por su casa y por toda la asamblea de Israel, (Lev√≠tico 16, 17)

  • Cualquier hombre de la casa de Israel que inmole buey, oveja o cabra dentro del campamento, o fuera del mismo, (Lev√≠tico 17, 3)

  • En caso de no ser rescatada para √©l dentro de un a√Īo entero, la casa situada en ciudad amurallada quedar√° a perpetuidad para el comprador y sus descendientes y no quedar√° libre en el jubileo. (Lev√≠tico 25, 30)

  • Lo rescatar√° su t√≠o paterno, o el hijo de su t√≠o, o alg√ļn otro pariente cercano suyo dentro de su familia, o, si alcanzan sus recursos, √©l mismo podr√° rescatarse. (Lev√≠tico 25, 49)

  • Esto es lo que Yahveh orden√≥ acerca de las hijas de Selofjad: Tomar√°n por esposos a los que bien les parezca, con tal que se casen dentro de los clanes de la tribu de su padre. (N√ļmeros 36, 6)

  • deber√°s pasar a filo de espada a los habitantes de esa ciudad; la consagrar√°s al anatema con todo lo que haya dentro de ella; (Deuteronomio 13, 16)

  • Por fuera la espada sembrar√° orfandad, y dentro reinar√° el espanto. Caer√°n a la vez joven y doncella, ni√Īo de pecho y viejo encanecido. (Deuteronomio 32, 25)

  • ¬ęPasad por medio del campamento y dad esta orden al pueblo: Haced provisiones, porque dentro de tres d√≠as pasar√©is ese Jord√°n, para entrar a poseer la tierra que Yahveh vuestro Dios os da en posesi√≥n.¬Ľ (Josu√© 1, 11)

  • Lev√°ntate, purifica al pueblo y diles: Purificaos para ma√Īana, porque as√≠ dice Yahveh, el Dios de Israel: El anatema est√° dentro de ti, Israel; no podr√°s mantenerte delante de tus enemigos hasta que estirp√©is el anatema de entre vosotros. (Josu√© 7, 13)


‚ÄúDesapegue-se daquilo que n√£o √© de Deus e n√£o leva a Deus‚ÄĚ. S√£o Padre Pio de Pietrelcina