23. Al día siguiente, cuando Moisés vino a la tienda del testimonio, la vara de Aarón, la de la casa de Leví, había echado brotes, yemas, flores y almendras.




“Não se fixe voluntariamente naquilo que o inimigo da alma lhe apresenta.” São Padre Pio de Pietrelcina