24. Y añadió: «En verdad os digo que ningún profeta es bien recibido en su patria.»




“Agradeça sempre ao Pai eterno por sua infinita misericórdia”. São Padre Pio de Pietrelcina