2. Os ruego que no tenga que mostrarme atrevido en presencia vuestra, con esa audacia con que pienso atreverme contra algunos que consideran procedemos según la carne.




“Seja paciente nas aflições que o Senhor lhe manda.” São Padre Pio de Pietrelcina