10. El valle de Siddim estaba lleno de pozos de betún, y como huyesen los reyes de Sodoma y Gomorra, cayeron allí. Los demás huyeron a la montaña.




“O amor sem temor torna-se presunção.” São Padre Pio de Pietrelcina