12. Esta propuesta fue bien recibida,





“O amor tudo esquece, tudo perdoa, sem reservas.” São Padre Pio de Pietrelcina