1. Hijo de hombre, toma un ladrillo, colócalo delante de ti y graba sobre él la ciudad de Jerusalén.





“Nunca se canse de rezar e de ensinar a rezar.” São Padre Pio de Pietrelcina