Fundar 60 Resultados para: Escuchad

  • Y dijo Lámek a sus mujeres: «Adá y Sillá, oíd mi voz; mujeres de Lámek, escuchad mi palabra: Yo maté a un hombre por una herida que me hizo y a un muchacho por un cardenal que recibí. (Génesis 4, 23)

  • Apiñaos y oíd, hijos de Jacob, y escuchad a Israel, vuestro padre. (Génesis 49, 2)

  • Dijo Yahveh: «Escuchad mis palabras: Si hay entre vosotros un profeta, en visión me revelo a él, y hablo con él en sueños. (Números 12, 6)

  • Josué dijo a los Israelitas: «Acercaos y escuchad las palabras de Yahveh vuestro Dios.» (Josué 3, 9)

  • ¡Escuchad, reyes! ¡Prestad oídos, príncipes! yo a Yahveh, yo voy a cantar. tocaré el salterio para Yahveh, Dios de Israel. (Jueces 5, 3)

  • Entonces una mujer sagaz gritó desde la ciudad: «¡Escuchad, escuchad! Decid a Joab que se acerque aquí que quiero hablarle.» (II Samuel 20, 16)

  • Se puso en pie el copero mayor y gritó con gran voz, en lenguá de Judá, diciendo: «Escuchad la palabra del gran rey, del rey de Asiria. (II Reyes 18, 28)

  • Miqueas entonces dijo: «Escuchad, pues, la palabra de Yahveh: He visto a Yahveh sentado en su trono, y todo el ejército de los cielos estaba a su derecha y a su izquierda. (II Crónicas 18, 18)

  • Escuchad, escuchad mis palabras, prestad oído a mis declaraciones. (Job 13, 17)

  • Escuchad, escuchad mis razones, dadme siquiera este consuelo. (Job 21, 2)

  • Escuchad, sabios, mis palabras, vosotros los doctos, dadme oídos. (Job 34, 2)

  • ¡Escuchad, escuchad el fragor de su voz, el bramido que sale de su boca! (Job 37, 2)


“De todos os que vierem pedir meu auxílio, nunca perderei nenhum!” São Padre Pio de Pietrelcina