5. pero sin falta mía acuden y se aprestan. Despiértate, ven a mi encuentro y mira.





“A mansidão reprime a ira.” São Padre Pio de Pietrelcina