14. Dijo Dios: «Haya lámparas en el cielo que separen el día de la noche, que sirvan para señalar las fiestas, los días y los años,





“O amor nada mais é do que o brilho de Deus nos homens”. São Padre Pio de Pietrelcina