12. y por el que ahora padezco esta nueva prueba. Pero no me avergüenzo, porque sé en quién he puesto mi confianza y estoy convencido de que tiene poder para guardarme hasta aquel día lo que deposité en sus manos.





“O amor tudo esquece, tudo perdoa, sem reservas.” São Padre Pio de Pietrelcina