10. El que ama a su hermano está en la luz, y no hay en él ocasión alguna de caída.





O maldito “eu” o mantém apegado à Terra e o impede de voar para Jesus. São Padre Pio de Pietrelcina