15. Luego siguió diciendo: "Te pagaré como sueldo una dracma diaria, y tendrás todo lo que necesites, lo mismo que mi hijo.




“Não sejamos mesquinhos com Deus que tanto nos enriquece.” São Padre Pio de Pietrelcina