15. Entonces le dijo: "Trae el manto que tienes puesto y sujétalo bien". Mientras ella lo sujetó, él midió media bolsa de cebada y puso la carga sobre sus hombros. Después, ella entró en la ciudad.





“Somente por meio de Jesus podemos esperar a salvação.” São Padre Pio de Pietrelcina