19. La mujer que tiene flujo, el flujo de sangre de su cuerpo, permanecerá en su impureza por espacio de siete días. Y quien la toque será impuro hasta la tarde.




“Cuide de estar sempre em estado de graça.” São Padre Pio de Pietrelcina