13. Y atardeció y amaneció: día tercero.





“É loucura fixar o olhar no que rapidamente passa”. São Padre Pio de Pietrelcina