10. Dios llamó Tierra al suelo firme y Mar al conjunto de las aguas. Y Dios vio que esto era bueno.




“Pense na felicidade que está reservada para nós no Paraíso”. São Padre Pio de Pietrelcina