Gefunden 302 Ergebnisse für: puerta

  • La puerta y su vestíbulo estaban rodeados de ventanas semejantes a las ventanas anteriores. Su largo era de veinticinco metros y su ancho de doce metros y medio. (Ezequiel 40, 25)

  • El atrio interior tenía una puerta en dirección al sur. El hombre midió la distancia de una puerta a la otra en dirección al sur, y era de cincuenta metros. (Ezequiel 40, 27)

  • El hombre me llevó hasta el atrio interior por la puerta del sur, y midió la puerta del sur. Sus dimensiones eran las mismas que las anteriores. (Ezequiel 40, 28)

  • Sus celdas, sus pilares y su vestíbulo tenían las mismas dimensiones que las anteriores. La puerta, lo mismo que su vestíbulo, estaba rodeada de ventanas. Su largo era de veinticinco metros y su ancho de doce metros y medio. (Ezequiel 40, 29)

  • El hombre me llevó hasta el atrio interior, hacia el este, y midió la puerta: esta tenía la misma dimensión que las anteriores. (Ezequiel 40, 32)

  • Sus celdas, sus pilares y su vestíbulo tenían también las mismas dimensiones que los anteriores. La puerta y su vestíbulo estaban rodeados de ventanas. Su largo era de veinticinco metros y su ancho de doce metros y medio. (Ezequiel 40, 33)

  • El hombre me llevó hasta la puerta del norte y la midió: esta tenía la misma dimensión que las anteriores. (Ezequiel 40, 35)

  • También había una habitación que daba sobre el vestíbulo de la puerta: allí se lavaba el holocausto. (Ezequiel 40, 38)

  • En el vestíbulo de la puerta había dos mesas de un lado y dos mesas del otro para inmolar sobre ellas el holocausto, la víctima del sacrificio por el pecado y la del sacrificio de reparación. (Ezequiel 40, 39)

  • Fuera del vestíbulo, a un lado de quien sube hacia la entrada de la puerta del norte, había dos mesas, y al otro lado, hacia el vestíbulo de la puerta, otras dos mesas. (Ezequiel 40, 40)

  • Había cuatro mesas de un lado de la puerta, y cuatro del otro, es decir, ocho mesas para inmolar las víctimas. (Ezequiel 40, 41)

  • El hombre me llevó hacia el atrio interior, y vi que en él había dos habitaciones, una sobre el lado de la puerta del norte, en dirección al sur, y otra sobre el lado de la puerta del sur, en dirección al norte. (Ezequiel 40, 44)


“O trabalho é tão sagrado como a oração”. São Padre Pio de Pietrelcina