Gefunden 6411 Ergebnisse für: sus

  • Jacob insistió: «Júramelo ahora mismo.» Y lo juró, vendiéndole sus derechos. (Génesis 25, 33)




  • Jacob entonces dio a su hermano pan y el guiso de lentejas. Esaú comió y bebió, y después se marchó. No hizo mayor caso de sus derechos de primogénito. (Génesis 25, 34)

  • Levantó allí un altar e invocó el nombre de Yavé. Luego plantó allí mismo su tienda, y sus hombres cavaron un pozo. (Génesis 26, 25)

  • Siendo Isaac ya anciano, y con sus ojos tan debilitados que no veía nada, llamó a su hijo mayor Esaú. Como le dijera: «¡Hijo mío!», Esaú respondió: «Aquí estoy". (Génesis 27, 1)

  • Fue, pues, a buscarlo y se lo llevó a su madre, que preparó para su padre uno de sus platos preferidos. (Génesis 27, 14)

  • Y no lo reconoció, pues sus manos eran velludas como las de su hermano Esaú, y lo bendijo. (Génesis 27, 23)

  • Jacob les dijo: «Veo que el sol está todavía alto y que aún no es hora para guardar el ganado, ¿por qué no dan agua a sus ovejas y las llevan a pastar.» (Génesis 29, 7)




  • Lía no tenía brillo en sus ojos, mientras Raquel tenía buena presencia y era linda. (Génesis 29, 17)

  • Entonces Dios se acordó de Raquel, oyó sus ruegos y le concedió ser fecunda. (Génesis 30, 22)

  • Ese mismo día Labán puso aparte todos los cabritos rayados o con manchas, y a cuanto cordero había con color negro, y se los dio a sus hijos, (Génesis 30, 35)

  • Jacob mandó a llamar a sus esposas Lía y Raquel, las que vinieron al campo, donde estaba el rebaño (Génesis 31, 4)

  • Respondieron Raquel y Lía: «¿Acaso tenemos que ver algo todavía con la casa de nuestro padre, o somos aún sus herederas? (Génesis 31, 14)




“Vive-se de fé, não de sonhos.” São Padre Pio de Pietrelcina