4. El Señor está en su templo santo, el Señor tiene su trono en el cielo. Sus ojos están observando y fija su mirada en los hijos de Adán.





“Diante de Deus ajoelhe-se sempre.” São Padre Pio de Pietrelcina