11. Porque él reconoció a los que son falsos, ¡vió el pecado, lo entendió!





“Não se aflija a ponto de perder a paz interior. Reze com perseverança, com confiança, com calma e serenidade.” São Padre Pio de Pietrelcina