Encontrados 50 resultados para: velo

  • y dijo al criado: "¿Quién es aquel hombre que viene por el campo hacia nosotros?". El criado respondió: "Es mi amo". Ella entonces tomó el velo y se cubrió. (Génesis 24, 65)

  • Entonces ella se quitó sus vestidos de viuda, se cubrió con un velo y, disfrazada, se sentó a la entrada de Enáyim, junto al camino de Timná, pues veía que Selá había crecido y no se había casado con ella. (Génesis 38, 14)

  • Luego ella se levantó y se fue. Se quitó el velo y volvió a ponerse la ropa de viuda. (Génesis 38, 19)

  • "Harás un velo de lino fino, trenzado con púrpura violeta, escarlata y carmesí; todo ello con querubines artísticamente bordados. (Exodo 26, 31)

  • Colgarás el velo de los garfios y allí, detrás del velo, pondrás el arca del testimonio. El velo servirá para separar el lugar santo del lugar santísimo. (Exodo 26, 33)

  • La mesa la pondrás fuera del velo, al lado septentrional, y el candelabro frente a ella en el lado norte del tabernáculo. (Exodo 26, 35)

  • Harás para la entrada de la tienda un velo de lino fino, trenzado con púrpura violeta, escarlata y carmesí; todo ello artísticamente recamado. (Exodo 26, 36)

  • Para este velo harás cinco columnas de acacia, que recubrirás de oro, con sus garfios también de oro, y que apoyarás en cinco basas de bronce". (Exodo 26, 37)

  • Aarón y sus hijos las mantendrán encendidas de la noche a la mañana delante del Señor, en la tienda de la reunión, en la parte de acá del velo que está delante del testimonio: ley perpetua para los israelitas en todas sus generaciones". (Exodo 27, 21)

  • Pondrás el altar delante del velo que oculta el arca del testimonio, frente al propiciatorio que está sobre el testimonio, donde yo me encontraré contigo. (Exodo 30, 6)

  • Y cuando terminó de hablar con ellos, se puso un velo en la cara. (Exodo 34, 33)

  • Cada vez que Moisés entraba en la presencia del Señor para hablar con él, se quitaba el velo hasta que salía y, una vez afuera, comunicaba a los israelitas todo lo que se le había ordenado. (Exodo 34, 34)

“Não desperdice suas energias em coisas que geram preocupação, perturbação e ansiedade. Uma coisa somente é necessária: elevar o espírito e amar a Deus.” São Padre Pio de Pietrelcina