Encontrados 131 resultados para: labios

  • Hasta su hora oculta sus palabras, y entonces muchos labios prolamarán su inteligencia. (Eclesiástico 1, 24)

  • No seas hipócrita delante de los hombres, pon guardia a tus labios. (Eclesiástico 1, 29)

  • En sus labios pone dulzura el enemigo, mas en su corazón trama arrojarte a la fosa. En sus ojos lagrimea el enemigo, mas si topa ocasión, no se verá harto de tu sangre. (Eclesiástico 12, 16)

  • El relato del necio es como fardo en el camino, mas en los labios del inteligente se halla gracia. (Eclesiástico 21, 16)

  • Los labios de los habladores repiten las palabras ajenas, mas las palabras de los prudentes se pesan en balanza. (Eclesiástico 21, 25)

  • ¿Quién pondrá guardia a mi boca, y a mis labios sello de prudencia, para que no venga a caer por su culpa, y que mi lengua no me pierda? (Eclesiástico 22, 27)

  • Oh Señor, padre y dueño de mi vida, no me abandones al capricho de mis labios, no permitas que por ellos caiga. (Eclesiástico 23, 1)

  • Por sus labios es atrapado el pecador, el maldiciente, el altanero, caen por ellos. (Eclesiástico 23, 8)

  • Al espléndido en las comidas le bendicen los labios, el testimonio de su munificencia es firme. (Eclesiástico 31, 23)

  • Engrandeced su nombre, dadle gracias por su alabanza, con los cantares de vuestros labios y con cítaras, decid así en acción de gracias: (Eclesiástico 39, 15)

  • Entonces bajaba y elevaba sus manos sobre toda la asamblea de los hijos de Israel, para dar con sus labios la bendición del Señor y tener el honor de pronunciar su nombre. (Eclesiástico 50, 20)

  • Pues protector y auxilio has sido para mí, y has rescatado mi cuerpo de la perdición, del lazo de la lengua insidiosa, de los labios que urden mentira; frente a mis adversarios has sido auxilio y me has rescatado, (Eclesiástico 51, 2)


“Seja grato e beije docemente a mão de Deus. É sempre a mão de um pai que pune porque lhe quer bem” São Padre Pio de Pietrelcina