Encontrados 37 resultados para: extraños

  • Por ellos los habitantes de Jerusalén huyeron; vino a ser ella habitación de extraños, extraña para los que en ella nacieron, pues sus hijos la abandonaron. (I Macabeos 1, 38)

  • exclamó: «¡Ay de mí! ¿He nacido para ver la ruina de mi pueblo y la ruina de la ciudad santa, y para estarme allí cuando es entregada en manos de enemigos y su santuario en poder de extraños? (I Macabeos 2, 7)

  • Pero Jerusalén estaba despoblada como un desierto, ninguno de sus hijos entraba ni salía; conculcado el santuario, hijos de extraños en la Ciudadela, convertida en albergue de gentiles. Había desaparecido la alegría de Jacob, la flauta y la lira habían enmudecido. (I Macabeos 3, 45)

  • hemos procurado enviaros embajadores para renovar la fraternidad y la amistad con vosotros y evitar que vengamos a seros extraños, pues ha pasado mucho tiempo ya desde que nos enviasteis vuestra embajada. (I Macabeos 12, 10)

  • no se harten de tus bienes los extraños, ni paren tus fatigas en casa del extranjero; (Proverbios 5, 10)

  • Que sean para ti solo, no para que las beban contigo los extraños. (Proverbios 5, 17)

  • Tómale su vestido, pues salió fiador de otro; tómale prenda por los extraños. (Proverbios 20, 16)

  • Tómale su vestido, pues salió fiador de otro; tómale prenda por los extraños. (Proverbios 27, 13)

  • lleva una vida distinta de todas y sus caminos son extraños. (Sabiduría 2, 15)

  • Más vale vida de pobre bajo techo de tablas que comida suntuosa en casa de extraños. (Eclesiástico 29, 22)

  • Has desechado a tu pueblo, la Casa de Jacob, porque estaban llenos de adivinos y evocadores, como los filisteos, y con extraños chocan la mano; (Isaías 2, 6)

  • Vendrán extranjeros y apacentarán vuestros rebaños, e hijos de extraños serán vuestros labradores y viñadores. (Isaías 61, 5)


“Deus é servido apenas quando é servido de acordo com a Sua vontade.” São Padre Pio de Pietrelcina