Encontrados 7 resultados para: Rumia

  • cualquier animal de pezuña partida, hendida en mitades y que rumia, sí lo podréis comer. (Levítico 11, 3)

  • Pero entre los que rumian o tienen pezuña hendida, no comeréis: camello, pues aunque rumia, no tiene partida la pezuña; será impuro para vosotros; (Levítico 11, 4)

  • ni damán, porque rumia, pero no tiene partida la pezuña; será impuro para vosotros: (Levítico 11, 5)

  • ni liebre porque rumia, pero no tiene la pezuña partida; será impura para vosotros; (Levítico 11, 6)

  • ni cerdo, pues aunque tiene la pezu4na partida, hendida en mitades, no rumia; será impuro para vosotros. (Levítico 11, 7)

  • Y todo animal de pezuña partida, hendida en dos mitades, y que rumia, lo podéis comer. (Deuteronomio 14, 6)

  • Tampoco el cerdo, que tiene la pezuña partida y hendida, pero no rumia; lo tendréis por impuro. No comeréis su carne ni tocaréis su cadáver. (Deuteronomio 14, 8)


“Cuide de estar sempre em estado de graça.” São Padre Pio de Pietrelcina