1. El año cuarto del rey Darío, el día cuatro del mes noveno, el mes de quisléu, la palabra del Señor fue dirigida a Zacarías.

2. Betel-Sareser, gran oficial del rey, y sus gentes enviaron una delegación para implorar la gracia del Señor

3. y para preguntar a los sacerdotes del templo del Señor todopoderoso y a los profetas lo siguiente: "¿Debo continuar guardando luto y ayunando el mes quinto como lo vengo haciendo tantos años?".

4. Entonces me fue dirigida esta palabra del Señor todopoderoso:

5. "Di a todo el pueblo de la tierra y a los sacerdotes: Cuando ayunabais y guardabais luto el quinto y el séptimo mes, ¿ayunabais por amor mío?

6. Y cuando comíais y bebíais, ¿no lo hacíais por vosotros?

7. ¿No conocéis las palabras que anunció el Señor por medio de los profetas de entonces, cuando Jerusalén estaba habitada, con sus ciudades de alrededor, y el Negueb y la Llanura estaban poblados?".

8. El Señor dirigió a Zacarías esta palabra:

9. "Esto dice el Señor todopoderoso: Practicad la justicia y la fidelidad, ejerced la piedad y la misericordia cada uno con su hermano.

10. No explotéis a la viuda y al huérfano, al emigrante y al pobre, y nadie piense en hacer mal a su hermano.

11. Pero ellos no quisieron atender, volvieron la espalda y se hicieron los sordos.

12. Endurecieron su corazón como el diamante para no escuchar la enseñanza y las palabras que el Señor todopoderoso inspiró a los profetas pasados. Entonces el Señor todopoderoso se irritó muchísimo.

13. Y sucedió que, así como él los llamaba y no quisieron escuchar, así también ellos clamaron y yo no los escuché, dice el Señor todopoderoso.

14. Los dispersé entre los pueblos a quienes no conocían, y la tierra quedó desolada después de su partida, de tal manera que nadie pasaba por ella. La tierra de delicias quedó convertida en desierto".



Livros sugeridos


“O homem sem Deus é um ser mutilado”. São Padre Pio de Pietrelcina

Newsletter

Receba as novidades, artigos e noticias deste portal.