1. Canción de las subidas. De David ¡Qué alegría cuando me dijeron: "Vamos a la casa del Señor"!

2. Ya estamos en tus puertas, oh Jerusalén:

3. Jerusalén, la bien edificada, la ciudad bien unida.

4. Allí suben las tribus, las tribus del Señor, según la norma de Israel, para alabar el nombre del Señor.

5. Allí están los tribunales de justicia, los tribunales de la casa de David.

6. Pedid la paz para Jerusalén: "Que vivan tranquilos tus amigos,

7. que reine la paz dentro de tus muros y la tranquilidad en tus palacios".

8. Por mis hermanos y compañeros, diré: "La paz esté contigo".

9. Por la casa del Señor, nuestro Dios, te deseo la felicidad.



Livros sugeridos


“Se quisermos colher é necessário não só semear, mas espalhar as sementes num bom campo. Quando as sementes se tornarem plantas, devemos cuidá-las para que as novas plantas não sejam sufocadas pelas ervas daninhas.” São Padre Pio de Pietrelcina

Newsletter

Receba as novidades, artigos e noticias deste portal.