1. El Señor habló a Moisés:

2. "Di a los israelitas: Si un hombre o una mujer hace el voto de nazireato, por el cual queda consagrado al Señor,

3. se abstendrá de vino y bebidas fermentadas, vinagre de vino y otros licores; no beberá zumo de uva, ni comerá uvas ni pasas.

4. Durante todo el tiempo de su nazireato no tomará producto alguno de la vid, desde la piel hasta los granos de la uva.

5. Durante todo el tiempo de su nazireato no pasará la navaja por su cabeza; hasta que se cumpla el tiempo de su voto al Señor está consagrado y dejará crecer libremente su cabellera.

6. Durante todo el tiempo de su consagración al Señor no se acercará a ningún cadáver;

7. no se contaminará ni con el cadáver de su padre, ni de su madre, ni de su hermano, ni de su hermana, puesto que lleva sobre sí la consagración a su Dios.

8. Todo el tiempo de su nazireato está consagrado al Señor.

9. Si alguno muere de repente junto a él, contaminándole su cabellera consagrada, deberá afeitarse la cabeza el día de su purificación; se la afeitará el séptimo día,

10. y el día octavo presentará al sacerdote dos tórtolas o dos pichones a la entrada de la tienda de la reunión.

11. El sacerdote ofrecerá uno de ellos en sacrificio por el pecado, y otro en holocausto; a continuación hará sobre este hombre el rito de absolución del pecado cometido al tocar el cadáver. El mismo día el nazireo consagrará su cabeza al Señor.

12. Comenzará de nuevo el tiempo de su nazireato y ofrecerá un cordero de un año en sacrificio por el pecado; no contará el tiempo pasado, por haber sido profanado su nazireato.

13. Éste será el ritual del nazireo: el día en que se cumpla el tiempo de su nazireato, el sacerdote lo llevará a la entrada de la tienda de la reunión

14. para hacer su ofrenda al Señor: un cordero de un año, sin defecto, para el holocausto; una cordera de un año, para el sacrificio por el pecado; un carnero, sin defecto, para el sacrificio de reconciliación,

15. y una cesta de panes sin levadura, de tortas de flor de harina amasada con aceite, para la ofrenda y la libación.

16. El sacerdote lo presentará todo al Señor y ofrecerá el sacrificio por el pecado y el holocausto;

17. ofrecerá el carnero como sacrificio de reconciliación, junto con el cestillo de los panes sin levadura; hará también la ofrenda y la libación requeridas.

18. El nazireo se afeitará su cabeza consagrada a la entrada de la tienda de la reunión, y tomando los cabellos de su cabeza consagrada, los echará al fuego que arde bajo el sacrificio de reconciliación.

19. El sacerdote tomará la pierna, ya cocida, del carnero, un pan sin levadura de la cesta, una torta sin levadura, y se los pondrá en las manos al nazireo, una vez que se haya afeitado su cabeza consagrada.

20. El sacerdote hará el rito de presentación al Señor. El pecho de la ofrenda presentada y la pierna del tributo constituyen la porción sagrada reservada al sacerdote. Después de esto, el nazireo podrá beber vino.

21. Ésta es la ley del nazireo. Si además de su cabellera el nazireo ha hecho voto de una ofrenda personal al Señor (sin contar otras posibles ofrendas), cumplirá el voto hecho, además de lo que la ley tiene ya previsto para su cabellera".

22. El Señor habló a Moisés:

23. "Di a Aarón y a sus hijos: Así bendeciréis a los israelitas:

24. Que el Señor te bendiga y te guarde.

25. Que el Señor haga resplandecer su rostro sobre ti y te conceda su gracia.

26. Que el Señor vuelva hacia ti su rostro y te conceda la paz.

27. Así invocarán mi nombre los israelitas y yo los bendeciré".



Livros sugeridos


“É sempre necessário ir para a frente, nunca para trás, na vida espiritual. O barco que pára em vez de ir adiante é empurrado para trás pelo vento.” São Padre Pio de Pietrelcina

Newsletter

Receba as novidades, artigos e noticias deste portal.