1. (27 )Hijos de Leví: Guersón Quehat y Merarí.

2. (28 )Hijos de Quehat Amrán, Yishar, Hebrón y Uziel.

3. (29 )Hijos de Amrán: Aarón, Moisés y María. Hijos de Aarón: Nadab, Abihú, Eleazar e Itamar.

4. (30 )Eleazar engendró a Fineés, Fineés engendró a Abisúa,

5. (31 )Abisúa engendró a Buquí, Buquí engendró a Uzí,

6. (32 )Uzí engendró a Zerajías, Zerajías engendró a Merayot

7. (33 )Merayot engendró a Amarías, Amarías engendró a Ajitub,

8. (34 )Ajitub engendró a Sadoc, Sadoc engendró a Ajimaas,

9. (35 )Ajimaas engendró a Azarías, Azarías engendró a Yojanán

10. (36 )Yojanán engendró a Azarías, que ejerció el sacerdocio en el templo edificado por Salomón en Jerusalén.

11. (37 )Azarías engendró a Amarías, Amarías engendró a Ajitub,

12. (38 )Ajitub engendró a Sadoc, Sadoc engendró a Salún,

13. (39 )Salún engendró a Jelcías, Jelcías engendró a Azarías,

14. (40 )Azarías engendró a Serayas, Serayas engendró a Yehosadac,

15. (41 )Yehosadac fue llevado al destierro cuando el Señor desterró a Judá y a Jerusalén por mano de Nabucodonosor.

16. (1 )Hijos de Leví: Guersón, Quehat y Merarí.

17. (2 )Hijos de Guersón: Libní y Simeí.

18. (3 )Hijos de Quehat: Amrán, Yishar, Hebrón y Uziel.

19. (4 )Hijos de Merarí: Majlí y Musí. Tales son los clanes de Leví por casas patriarcales.

20. (5 )Por Guersón: Libní, Yájat, Zimmá

21. (6 )y Oaj, Idó, Zéraj y Yeatray.

22. (7 )Por Quehat: Aminadab, Coré, Asir,

23. (8 )Elcaná, Ebyasat, Asir,

24. (9 )Tájat, Uriel, Uzías, Saúl.

25. (10 )Hijos de Elcaná: Amasay y Ajimot.

26. (11 )Hijos de Ajimot: Elcaná, Sofay, Najat,

27. (12 )Eliab, Yeroján y Elcaná.

28. (13 )Hijos de Samuel: Joel, el primogénito, y Abías, el segundo.

29. (14 )Hijos de Merarí: Majlí, Libní, Simeí, Uzá,

30. (15 )Simá, Yaguías y Asayas.

31. (16 )Éstos son los cantores nombrados por David para dirigir el canto en el templo del Señor cuando se colocó allí el arca.

32. (17 )Servían como cantores en la tienda de la reunión hasta que Salomón edificó el templo del Señor en Jerusalén: ejercían su servicio según reglas propias.

33. (18 )Eran éstos, junto con sus hijos: de los descendientes de Quehat: Hemán, el cantor, hijo de Joel, hijo de Samuel,

34. (19 )hijo de Elcaná, hijo de Yeroján, hijo de Eliel, hijo de Tóaj,

35. (20 )hijo de Suf, hijo de Elcaná, hijo de Májat, hijo de Amasay,

36. (21 )hijo de Elcaná, hijo de Joel, hijo de Azarías, hijo de Sofonías,

37. (22 )hijo de Tájat, hijo de Asir, hijo de Ebyasaf, hijo de Coré,

38. (23 )hijo de Yishar, hijo de Quehat, hijo de Leví, hijo de Israel.

39. (24 )A su derecha estaba su pariente Asaf, hijo de Baraquías, hijo de Simá,

40. (25 )hijo de Miguel, hijo de Baasías, hijo de Malquías,

41. (26 )hijo de Etní, hijo de Zéraj, hijo de Adayas,

42. (27 )hijo de Etán, hijo de Zimá, hijo de Simeí,

43. (28 )hijo de Yáiat, hijo de Guersón, hijo de Leví.

44. (29 )A la izquierda de los descendientes de Merarí, su pariente Etán, hijo de Cusí, hijo de Abdí, hijo de Maluc,

45. (30 )hijo de Jasabías, hijo de Amasías, hijo de Jelcías,

46. (31 )hijo de Amasí, hijo de Baní, hijo de Sémer,

47. (32 )hijo de Majlí, hijo de Musí, hijo de Merarí, hijo de Leví.

48. (33 )Sus hermanos los levitas estaban enteramente dedicados al servicio del templo de Dios.

49. (34 )Aarón y sus hijos ofrecían los sacrificios sobre el altar de los holocaustos, y el incienso sobre el altar de los perfumes; se ocupaban de todo lo que se refería al lugar santísimo, y del rito de absolución sobre Israel, en todo lo cual se ajustaban a lo prescrito por Moisés, siervo de Dios.

50. (35 )Hijos de Aarón: Eleazar, Fineés, Abisúa,

51. (36 )Buquí, Uzí, Zerayas,

52. (37 )Merayot, Amarías, Ajitub,

53. (38 )Sadoc y Ajimaas.

54. (39 )Éstas fueron sus ciudades con su demarcación: A los hijos de Aarón, del clan quehatita, les tocó en suerte

55. (40 )Hebrón, en territorio de Judá, con sus ejidos

56. (41 )menos el campo y sus poblados, que se los dieron a Caleb, hijo de Jefoné

57. (42 )les dieron también como ciudades de refugio: Hebrón y Libná con sus ejidos Yatir y Estemoa con sus ejidos,

58. (43 )Jelón y Debir con sus ejidos,

59. (44 )Asán y Bet Semes con sus ejidos.

60. (45 )En la tribu de Benjamín les dieron Gueba, Alémet y Anatot con sus ejidos. En total, trece ciudades.

61. (46 )A los otros hijos de Quehat les tocaron en suerte diez ciudades de la tribu de Efraín, de la de Dan y de la media tribu de Manasés.

62. (47 )A los hijos de Guersón y sus clanes, trece ciudades de las tribus de Isacar, de Aser, de Neftalí y de Manasés, en Basán

63. (48 )A los hijos de Merarí y sus clanes, doce ciudades de las tribus de Rubén, de Gad y de Zabulón.

64. (49 )Los israelitas dieron a los levitas estas ciudades con sus ejidos.

65. (50 )Les dieron por sorteo las ciudades de las tribus de Judá, de Simeón y de Benjamín ya citadas.

66. (51 )A otros hijos de Quehat les tocaron en suerte ciudades de la tribu de Efraín;

67. (52 )les dieron también como ciudades de refugio: Siquén y sus ejidos en la montaña de Efraín, Guézer y sus ejidos,

68. (53 )Yocmeán Bejorón

69. (54 )Ayalón y Gat Rimón con sus ejidos.

70. (55 )De la media tribu de Manasés les dieron: Aner y Bileán con sus ejidos. Todo esto para el clan de los otros hijos de Quehat.

71. (56 )A los hijos de Guersón: de la media tribu de Manasés: Golán y sus ejidos en Basán, Astarot y sus ejidos;

72. (57 )de la tribu de Isacar: Cades y Dobrat con sus ejidos,

73. (58 )Ramot y Anén con sus ejidos;

74. (59 )de la tribu de Aser: Masal y Abdón con sus ejidos,

75. (60 )Jucot y Rejob con sus ejidos;

76. (61 )de la tribu de Neftalí: Cades de Galilea con sus ejidos, Jammón y Quiriat Yearín con sus ejidos.

77. (62 )A los demás hijos de Merarí les dieron, de la tribu de Zabulón: Rimón y Tabor con sus ejidos;

78. (63 )del otro lado del Jordán, frente a Jericó, al oriente del Jordán, de la tribu de Rubén: Béser y Yahsa con sus ejidos,

79. (64 )Quedemot y Mefaat con sus ejidos;

80. (65 )y de la tribu de Gad: Ramot de Galaad y Majanáyim con sus ejidos

81. (66 )Jesbón y Yazer con sus ejidos.



Livros sugeridos


“A pessoa que nunca medita é como alguém que nunca se olha no espelho e, assim, não se cuida e sai desarrumada. A pessoa que medita e dirige seus pensamentos a Deus, que é o espelho de sua alma, procura conhecer seus defeitos, tenta corrigi-los, modera seus impulsos e põe em ordem sua consciência.” São Padre Pio de Pietrelcina

Newsletter

Receba as novidades, artigos e noticias deste portal.