1. Hijos de Rubén, primogénito de Israel. (Rubén era, en efecto, el primogénito; pero cuando profanó el lecho de su padre pasó el derecho de la primogenitura a los hijos de José, hijo de Israel, y perdió la primogenitura.

2. Judá fue más poderoso que sus hermanos y de él salió un jefe, pero la primogenitura fue de José).

3. Hijos de Rubén, primogénito de Israel: Henoc, Falú, Jesrón y Carmí.

4. Hijos de Joel: Semayas, Gog, Simeí,

5. Micá, Reayas, Baal

6. y Beerá, que fue llevado cautivo por Teglat-Falasar, rey de Asiria; era príncipe de los rubenitas.

7. Sus hermanos, por clanes y genealogías: el primero Yeiel, Zacarías,

8. Belá, hijo de Azaz, hijo de Sema, hijo de Joel. Rubén fue quien se estableció en Aroer, extendiéndose hasta Nebo y Baal Meón.

9. Por el oriente llegó hasta la entrada del desierto, que se extiende hasta el Éufrates, pues tenía muchos ganados en la tierra de Galaad.

10. En tiempo de Saúl hicieron la guerra a los agareos, los derrotaron y se establecieron en sus tiendas en toda la zona oriental de Galaad.

11. Frente a ellos, los hijos de Gad habitaban la tierra de Basán hasta Salcá.

12. Joel fue el primero; Safán, el segundo; luego Yanai y Safat, en Basán.

13. Sus hermanos, por familias patriarcales: Miguel, Mesulán, Seba, Yoray, Yacán, Zía y Eber: siete.

14. Hijos de Abijail: Ben Jurí, Ben Zaróaj, Ben Galaad, Ben Miguel, Ben Jesisay, Ben Yajdó, Ben Buz.

15. Ají, hijo de Abdiel, hijo de Guni, era el jefe de la familia patriarcal.

16. Vivían en Galaad, en Basán y regiones adyacentes y en los pastizales del Sarón hasta sus últimos confines.

17. Todos éstos fueron catalogados en genealogías en tiempo de Jotán, rey de Judá, y de Jeroboán, rey de Israel.

18. Los hijos de Rubén, los de Gad y la media tribu de Manasés, hombres guerreros, portadores del escudo y de la espada, diestros en el manejo del arco y hábiles en el arte de la guerra, en número de 44.760, aptos para las armas,

19. hicieron la guerra a los agareos, a Yetur, a Nafís y a Nodab.

20. Dios vino en su ayuda contra aquéllos, y los agareos y todos sus aliados cayeron en sus manos, pues en medio del combate invocaron el nombre de Dios, que escuchó su clamor por haber puesto en él su confianza.

21. Se adueñaron de sus ganados: 50.000 camellos, 250.000 ovejas, 2.000 asnos y 100.000 personas;

22. como Dios había dirigido el combate, la mayor parte habían muerto en él. Se instalaron en sus territorios hasta que fueron llevados al destierro.

23. Los hijos de la media tribu de Manasés se establecieron en la región que se extiende entre Basán y Baal Hermón, el Sanir y el monte de Hermón. Eran numerosos.

24. Éstos son los jefes de sus casas patriarcales: Efer, Yiseí, Eliel, Azriel, Jeremías, Hodavías y Yajdiel. Eran hombres valerosos, gente famosa, jefes de sus casas patriarcales.

25. Pero fueron infieles al Dios de sus padres y adoraron a los dioses de las gentes del país que Dios había destruido ante ellos.

26. El Dios de Israel incitó contra ellos a Pul, rey de Asiria (es decir, a Teglat-Falasar), el cual desterró a los rubenitas, a los gaditas y a la media tribu de Manasés: los deportó a Jalaj, Jabor, Jará y el río Gozán, donde viven hasta el día de hoy.



Livros sugeridos


“Comunguemos com santo temor e com grande amor.” São Padre Pio de Pietrelcina

Newsletter

Receba as novidades, artigos e noticias deste portal.