1. Hijos de Judá: Fares, Jesrón, Carmí, Jur y Sobal.

2. Reayas, hijo de Sobal; engendró a Yájat, y Yájat engendró a Ajumay y Lahad. Tales los clanes soreítas.

3. Hijos de Jur, padre de Etán: Yezrael, Yismá y Yidbás. Tenían una hermana que se llamaba Haslelponí.

4. Penuel era padre de Guedor y Ézer, padre de Jusá. Tales son los hijos de Jur, primogénito de Éfrata, padre de Belén.

5. Asjur, padre de Técoa, tuvo dos mujeres: Jelá y Naará.

6. Naará le dio a Ajuzán, Jéfer, Temní y Ajastarí; tales son los hijos de Naará.

7. Hijos de Jelá: Séret, Yesójar y Etnán.

8. Cos engendró a Anub, Asbebá y los clanes de Ajarjel, hijo de Harún.

9. Yabés fue el más famoso de sus hermanos. Su madre le dio el nombre de Yabés, diciendo: "Le he dado a luz con dolor".

10. Yabés invocó al Dios de Israel, diciendo: "Bendíceme, ensancha mi territorio, ayúdame, aleja de mí el infortunio y pon fin a mi aflicción". Dios le concedió todo lo que había pedido.

11. Quelub, hermano de Sujá, engendró a Majir, padre de Estón.

12. Estón engendró a Bet-Rafá, Paséaj y Tejiná, padre de Ir-Najas; éstos son los hombres de Recab.

13. Hijos de Quenaz: Otniel y Serayas. Hijos de Otniel: Jatat y Meonatay.

14. Meonatay engendró a Ofrá. Serayas engendró a Joab, padre del valle llamado de los Artesanos, pues tal era el oficio de sus habitantes.

15. Hijos de Caleb, hijo de Jefoné: Iru, Elá y Naan. Hijo de Elá: Quenaz.

16. Hijos de Yehalelel: Zif, Zifá, Tiryá y Asarel.

17. Hijos de Esdras: Yéter, Méred, Efer y Yalón. La mujer de Méred dio a luz a Miriam, Samay y Yisbaj, padre de Estemoa;

18. la mujer de éste, que era judía, dio a luz a Yéred, padre de Guedor; a Jeber, padre de Soco, y a Yecutiel, padre de Zanóaj. Éstos son los hijos de Bitía, la hija del Faraón, esposa de Méred.

19. Hijos de la mujer de Odías, hermana de Najan, padre de Queilá, el garmita, y Estemoa, el macateo.

20. Hijos de Simón: Amnón, Riná, Ben-Janán y Tilón. Hijos de Yiseí: Zójet y Ben-Zójet.

21. Hijos de Selá, hijo de Judá: Er, padre de Lecá; Laedá, padre de Maresá; los clanes de los productores de lino de la casa de Asbea.

22. Joaquín, los hombres de Cozebá, Joás y Saraf, que dominaron en Moab antes de volver a Belén. (Estos hechos son antiguos).

23. Estos eran alfareros y habitaban en Netaín y Guederá: vivían junto al rey y trabajaban a su servicio.

24. Hijos de Simeón: Nemuel, Yamín, Yarib, Zéraj y Saúl.

25. Salún fue hijo de Saúl, Mibsán de Salún, Mismá de Mibsán.

26. Jamuel de Mismá, Zacur de Jamuel y Simeí de Zacur.

27. Simeí tuvo dieciséis hijos y seis hijas, pero sus hermanos tuvieron pocos hijos, y sus clanes no se multiplicaron como los de los hijos de Judá.

28. Habitaban en Berseba, Moladá, Jasar-Sual,

29. Bilhá, Esen, Tolad,

30. Batuel, Jormá, Sicelag,

31. Bet-Marcabot, Jasar-Susín, Bet-Birí y Saaráyim. Éstas fueron sus ciudades hasta el reinado de David.

32. También eran dominios suyos: Etán, Ain, Rimón, Toquén y Asán: cinco ciudades.

33. Y todos los pueblos de sus términos hasta Baal. Éstos fueron los lugares que habitaron y sus genealogías.

34. Mesobab, Yamlec; Yosá, hijo de Amasías;

35. Joel; Jehú, hijo de Yosibías, hijo de Asiel;

36. Elyoenay, Jacoba, Yesojaya, Asayas, Adiel, Yesimiel, Benayas,

37. Zizá, hijo de Sifeí, hijo de Alón, hijo de Yedayas, hijo de Simrí, hijo de Semayas.

38. Estos hombres, designados nominalmente, eran jefes en sus respectivos clanes, y sus casas patriarcales se propagaron largamente.

39. Fueron desde la entrada de Guedor hasta el oriente del valle en busca de pastos para sus ganados.

40. Encontraron buenos y abundantes pastos y una región vasta, tranquila y apacible, que había sido habitada antes por los camitas.

41. Los simeonitas, descritos más arriba nominalmente, vinieron en tiempo de Ezequías, rey de Judá, conquistaron sus campamentos y sus casas y las destruyeron totalmente hasta el día de hoy, y se establecieron en su lugar, pues allí había pastos para sus rebaños.

42. Quinientos simeonitas se fueron al monte Seír bajo la guía de Pelatías, Nearías, Refayas y Uziel, hijo de Yisí;

43. derrotaron a los supervivientes de Amalec y se establecieron allí hasta el día de hoy.



Livros sugeridos


“O demônio é forte com quem o teme, mas é fraco com quem o despreza.” São Padre Pio de Pietrelcina

Newsletter

Receba as novidades, artigos e noticias deste portal.