1. David y los jefes del ejército seleccionaron también para el servicio a los hijos de Asaf, de Hemán y de Yedutún, profetas que se acompañaban de cítaras, arpas y címbalos. Se hizo el censo de estos hombres entregados a sus servicios.

2. Hijos de Asaf: Zacur, José, Natanías y Asarela, que estaban bajo la dirección de Asaf, su padre, el cual profetizaba según las órdenes del rey.

3. Hijos de Yedutún: Godolías, Serí, Isaías, Simeí, Yasabías y Matatías, seis, bajo la dirección de Yedutún, que profetizaba al son de la cítara en honor y alabanza del Señor.

4. Hijos de Hemán: Buquías, Matanías, Uziel, Sebuel, Yerimot, Jananías, Jananí, Eliatá, Guidalti, Romanti Ezer, Yosbecasa, Maloti, Hotir y Majaziot.

5. Todos éstos eran hijos de Hemán, el vidente del rey, que le transmitía las palabras de Dios y exaltaba su poder. Dios dio a Hemán catorce hijos y tres hijas.

6. Todos cantaban bajo la dirección de su padre en el templo del Señor al son de címbalos, arpas y cítaras en servicio del templo de Dios, bajo las órdenes del rey: Asaf, Yedutún y Hemán.

7. Su número, junto con el de sus hermanos, expertos en el arte de cantar al Señor, era de doscientos ochenta y ocho.

8. Echaron también a suertes el servicio, sin distinción entre pequeño y grande, maestro y discípulo.

9. El primero en suerte fue José, descendiente de Asaf; el segundo, Godolías; él, sus hermanos e hijos: doce en total;

10. el tercero, Zacur, sus hijos y hermanos: doce en total;

11. el cuarto, Yisrí, sus hijos y hermanos: doce en total;

12. el quinto, Natanías, sus hijos y hermanos: doce en total;

13. el sexto, Buquías, sus hijos y hermanos: doce en total;

14. el séptimo, Yesarela, sus hijos y hermanos: doce en total;

15. el octavo, Isaías, sus hijos y hermanos: doce en total;

16. el noveno, Matanías, sus hijos y hermanos: doce en total;

17. el décimo, Simeí, sus hijos y hermanos: doce en total;

18. el undécimo, Azarel, sus hijos y hermanos: doce en total;

19. el duodécimo, Yasabías, sus hijos y hermanos: doce en total;

20. el decimotercero, Subael, sus hijos y hermanos: doce en total;

21. el decimocuarto, Matatías, sus hijos y hermanos: doce en total;

22. el decimoquinto, Yeremot, sus hijos y hermanos: doce en total;

23. el decimosexto, Jananías, sus hijos y hermanos: doce en total;

24. el decimoséptimo, Yosbecasa, sus hijos y hermanos: doce en total;

25. el decimoctavo, Jananí, sus hijos y hermanos: doce en total;

26. el decimonono, Malotí, sus hijos y hermanos: doce en total;

27. el vigésimo, Eliatá, sus hijos y hermanos: doce en total;

28. el vigésimo primero, Otir, sus hijos y hermanos: doce en total;

29. el vigésimo segundo, Guidalti, sus hijos y hermanos: doce en total;

30. el vigésimo tercero, Majaziot, sus hijos y hermanos: doce en total;

31. el vigésimo cuarto, Romanti Ezer, sus hijos y hermanos: doce en total.



Livros sugeridos


“É sempre necessário ir para a frente, nunca para trás, na vida espiritual. O barco que pára em vez de ir adiante é empurrado para trás pelo vento.” São Padre Pio de Pietrelcina

Newsletter

Receba as novidades, artigos e noticias deste portal.