1. David construyó casas en la ciudad de su nombre y preparó un lugar para el arca de Dios, donde plantó una tienda.

2. Entonces dijo: "El arca de Dios no puede ser transportada más que por los levitas, pues el Señor los ha elegido para transportar el arca y estar perpetuamente a su servicio".

3. David reunió en Jerusalén a todo Israel para trasladar el arca del Señor al lugar que le había preparado.

4. Reunió a los hijos de Aarón y a los levitas:

5. hijos de Quehat: Uriel, el jefe, y sus 120 hermanos;

6. hijos de Merarí: Asayas, el jefe, y sus 220 hermanos;

7. hijos de Guersón: Joel, el jefe, y sus 130 hermanos;

8. hijos de Elisafán: Semayas, el jefe, y sus 200 hermanos;

9. hijos de Hebrón: Eliel, el jefe, y sus 80 hermanos;

10. hijos de Uziel: Aminadab, el jefe, y sus 112 hermanos.

11. David llamó aparte a los sacerdotes Sadoc y Abiatar, a los levitas Uriel, Asayas, Joel, Semayas, Eliel y Aminadab,

12. y les dijo: "Vosotros sois los jefes de las familias levíticas; purificaos, vosotros y vuestros hermanos, para trasladar el arca del Señor, el Dios de Israel, al lugar que yo le tengo preparado.

13. Por no estar vosotros allí la primera vez, el Señor, nuestro Dios, nos castigó, porque no le consultamos como es debido".

14. Sacerdotes y levitas se purificaron para trasladar el arca del Señor, Dios de Israel.

15. Los levitas transportaron el arca apoyando las barras sobre sus hombros, como lo había prescrito Moisés, por orden del Señor.

16. David ordenó a los jefes de los levitas que dispusieran a sus hermanos los cantores con todos los instrumentos musicales de acompañamiento, arpas, cítaras y címbalos, e hicieron resonar bellas melodías en señal de regocijo.

17. Los levitas designaron a Hemán, hijo de Joel; a Asaf, uno de sus hermanos, que era hijo de Baraquías; a Etán, hijo de Cusayas, uno de los meraritas, sus hermanos.

18. Después de ellos, en segundo lugar, estaban sus hermanos: Zacarías, Yaziel, Semiramot, Yejiel, Uní, Eliab, Benayas, Maaseyas, Matatías, Eliflehú, Micneyas, Obededón y Yeiel, porteros;

19. Hemán, Asaf y Etán, cantores, hacían resonar címbalos de bronce;

20. Zacarías, Uziel, Semiramot, Yejiel, Uní, Eliab, Maaseyas y Benayas tocaban arpas;

21. Matatías, Eliflehú, Micneyas, Obededón, Yejiel y Azazías tocaban cítaras a la octava;

22. Quenanías, jefe de los levitas encargados de llevar el arca, dirigía el cortejo, pues era muy experto;

23. Berequías y Elcaná eran porteros del arca;

24. Sebanías, Josafat, Natanael, Amasay, Zacarías, Benayas y Eliezer, sacerdotes, tocaban la trompeta delante del arca de Dios. Obededón y Yejías eran también porteros del arca.

25. David, los ancianos de Israel y los jefes de millares fueron con gran alegría a trasladar el arca de la alianza del Señor desde la casa de Obededón.

26. Puesto que Dios asistía a los levitas que llevaban el arca de la alianza del Señor, se inmolaron siete toros y siete carneros.

27. David vestía un manto de lino, lo mismo que todos los levitas que llevaban el arca, los cantores, Quenanías, director del cortejo y los porteros. David llevaba además el efod de lino.

28. Todo Israel trasladó el arca de la alianza del Señor en medio de aclamaciones al son de las bocinas, las trompetas, los címbalos, las liras y las cítaras.

29. Cuando el arca de la alianza del Señor llegó a la ciudad de David, Mical, la hija de Saúl, estaba mirando por la ventana, y al ver al rey David saltando y bailando, lo despreció en su corazón.



Livros sugeridos


“Para mim, Deus está sempre fixo na minha mente e estampado no meu coração.” São Padre Pio de Pietrelcina

Newsletter

Receba as novidades, artigos e noticias deste portal.