1. Toda la tierra hablaba una misma lengua y usaba las mismas palabras.

2. Los hombres, al emigrar de oriente, encontraron una llanura en el país de Senaar y se establecieron allí.

3. Y se dijeron unos a otros: "Ea, hagamos ladrillos y cozámoslos al fuego". Se sirvieron de los ladrillos en lugar de piedras, y de betún en lugar de argamasa.

4. Luego dijeron: "Ea, edifiquemos una ciudad y una torre cuya cúspide llegue hasta el cielo. Hagámonos famosos y no andemos más dispersos por la tierra".

5. El Señor descendió para ver la ciudad y la torre que los hombres estaban levantando, y

6. dijo: "He aquí que todos forman un solo pueblo y hablan una misma lengua, y éste es sólo el principio de sus empresas. Nada les impedirá llevar a cabo todo lo que se propongan.

7. Pues bien, descendamos y confundamos su lenguaje para que no se entiendan los unos a los otros".

8. Así el Señor los dispersó de allí por toda la tierra y dejaron de construir la ciudad.

9. Por eso se la llamó Babel, porque allí confundió el Señor la lengua de todos los habitantes de la tierra y los dispersó por toda su superficie.

10. He aquí la descendencia de Sem: Sem, a la edad de cien años, engendró a Arfaxad dos años después del diluvio.

11. Después del nacimiento de Arfaxad, Sem vivió quinientos años, y engendró hijos e hijas.

12. Arfaxad, a la edad de treinta y cinco, engendró a Sélaj.

13. Después del nacimiento de Sélaj, Arfaxad vivió trescientos años, y engendró hijos e hijas.

14. Sélaj, a la edad de treinta años, engendró a Héber.

15. Después del nacimiento de Héber, Sélaj vivió cuatrocientos años, y engendró hijos e hijas.

16. Héber, a la edad de treinta y cuatro años, engendró a Péleg.

17. Después del nacimiento de Péleg, Héber vivió cuatrocientos treinta años, y engendró hijos e hijas.

18. Péleg, a la edad de treinta años, engendró a Reú.

19. Después del nacimiento de Reú, Péleg vivió doscientos nueve años, y engendró hijos e hijas.

20. Reú, a la edad de treinta y dos años, engendró a Sarug.

21. Después del nacimiento de Sarug, Reú vivió doscientos siete años, y engendró hijos e hijas.

22. Sarug, a la edad de treinta años, engendró a Najor.

23. Después del nacimiento de Najor, Sarug vivió doscientos años, y engendró hijos e hijas.

24. Najor, a la edad de veintinueve años, engendró a Téraj.

25. Después del nacimiento de Téraj, Najor vivió ciento diecinueve años, y engendró hijos e hijas.

26. Téraj, a la edad de setenta años, engendró a Abrán, a Najor y a Harán.

27. Ésta es la descendencia de Téraj: Téraj engendró a Abrán, Najor y Harán. Harán engendró a Lot,

28. y murió en vida de su padre Téraj, en su país natal, Ur de los caldeos.

29. Abrán y Najor se casaron. La mujer de Abrán se llamaba Saray, y la de Najor Milcá, hija de Harán, padre de Milcá y de Yiscá.

30. Saray era estéril y no tenía hijos.

31. Téraj tomó a su hijo Abrán, a su nieto Lot y a Saray su nuera, mujer de Abrán, y los hizo salir de Ur de los caldeos para ir al país de Canaán; pero al llegar a Jarán se quedaron allí.

32. Téraj vivió doscientos cinco años, y murió en Jarán.



Livros sugeridos


A humildade e a caridade são as “cordas mestras”. Todas as outras virtudes dependem delas. Uma é a mais baixa; a outra é a mais alta. ( P.e Pio ) São Padre Pio de Pietrelcina

Newsletter

Receba as novidades, artigos e noticias deste portal.