1. Por amor al lucro muchos han pecado, quien busca enriquecerse se muestra despiadado.

2. Entre junturas de piedra se clava la estaca, y entre venta y compra se hinca el pecado.

3. Si al temor del Señor no te atienes firmemente, pronto tu casa será destruida.

4. Al zarandear la criba queda la cascarilla; así los defectos del hombre cuando reflexiona.

5. El horno prueba los vasos del alfarero; la prueba del hombre está en su conversación.

6. El fruto del árbol indica su cultivo, así la conversación de un hombre revela su corazón.

7. Antes que haya hablado no alabes a nadie, pues ésta es la piedra de toque del hombre.

8. Si persigues la justicia, la alcanzarás y la vestirás como gloriosa túnica.

9. Los pájaros se juntan con sus iguales, y la fidelidad retorna a los que la practican.

10. El león acecha la presa, así el pecado a los que hacen injusticias.

11. La conversación del piadoso es siempre sabiduría, pero el insensato cambia como la luna.

12. Entre los insensatos aguarda la ocasión oportuna, y procura estar de continuo entre los sensatos.

13. La conversación de los necios es detestable, su risa se oye en las orgías del pecado.

14. La lengua del blasfemo hace erizar los cabellos; cuando riñe hay que taparse los oídos.

15. La riña entre orgullosos hace correr la sangre, sus altercados no pueden oírse.

16. El que descubre secretos pierde la confianza y no encontrará amigos según su corazón.

17. Ama a tu amigo y confíate a él, pero si has revelado su secreto no corras tras él.

18. Porque como un hombre mata a su enemigo, así tú has destruido la amistad de tu prójimo.

19. Y como quien dejó escapar el pájaro de su mano, así perdiste a tu prójimo y no le recobrarás más.

20. No lo persigas, que ya está muy lejos; huye como gacela del lazo.

21. Porque se puede vendar una herida y se perdona una injuria, pero descubrir un secreto no tiene remedio.

22. Quien guiña el ojo maquina maldad; nadie podrá apartarle de ella.

23. Ante tus ojos se hace meloso y se admirará de tus dichos, pero por detrás torcerá la boca y censurará tus palabras.

24. Muchas cosas odio, pero ninguna tanto como a él. El Señor también lo odia.

25. Quien tira una piedra al aire, la tira sobre su propia cabeza; un golpe a traición causa heridas.

26. El que cava una hoya caerá en ella, y quien tiende un lazo quedará preso en él.

27. Al que hace el mal le caerá encima, sin saber de dónde le viene.

28. El escarnio y la injuria son las obras del orgulloso, pero la venganza como león le acecha.

29. Los que se gozan de la caída del justo quedarán presos en el lazo, el dolor los consumirá antes de su muerte.

30. El rencor y la cólera son aborrecibles, el hombre pecador los guarda en su interior.



Livros sugeridos


“Reze, reze! Quem muito reza se salva e salva os outros. E qual oração pode ser mais bela e mais aceita a Nossa Senhora do que o Rosario?” São Padre Pio de Pietrelcina

Newsletter

Receba as novidades, artigos e noticias deste portal.