1. El obrero bebedor nunca se hará rico; quien desprecia lo poco no tardará en caer.

2. El vino y las mujeres hacen perder la cabeza a los sensatos, el que frecuenta las prostitutas pierde todo pudor.

3. Larvas y gusanos serán su herencia, el hombre sin escrúpulos va a la ruina.

4. El que fácilmente se confía es ligero de corazón, y el que peca se perjudica a sí mismo.

5. El que se goza en lo malo será condenado;

6. el que aborrece la charlatanería escapa al mal.

7. No repitas jamás una habladuría; así nadie te afrentará.

8. No lo cuentes ni al amigo ni al enemigo y, a menos que el silencio te haga culpable, no lo digas.

9. Porque el que te oiga se pondrá en guardia y, llegado el momento, te odiará.

10. ¿Has oído algo? Que muera contigo; no temas, que no te hará reventar.

11. Al insensato eso le hace sufrir, como a la parturienta la criatura.

12. Como flecha clavada en el muslo, así es la palabra secreta en las entrañas del necio.

13. Interroga al amigo, quizá él no ha hecho nada; y si lo hizo, para que no lo vuelva a hacer.

14. Interroga a tu amigo, quizá no ha dicho nada; y si lo ha dicho, para que no lo vuelva a decir.

15. Interroga al amigo, porque muchas veces hay calumnias; no creas de ligero cualquier cosa.

16. Hay quien resbala sin querer; ¿quién no peca jamás con la lengua?

17. Interroga a tu vecino antes de amenazarle, y da lugar a la ley del altísimo.

20. Toda la sabiduría estriba en el temor de Dios, en toda sabiduría se da el cumplimiento de la ley.

22. Pues no es sabiduría la ciencia del mal, ni prudencia el consejo de los pecadores.

23. Hay una astucia aborrecible; el que carece de sabiduría es un insensato.

24. Vale más poca inteligencia con temor de Dios que con mucha traspasar la ley.

25. Hay una habilidad consumada que es pura injusticia, y hay quien hace trampa para mantener su derecho.

26. Hay quien camina encorvado por la pena, pero en su interior no hay más que falsedad.

27. Baja la cabeza y se hace el sordo, pero donde no es observado te tomará la delantera.

28. Y si por falta de medios no puede hacerte mal, en la primera ocasión te hará algún daño.

29. Por su aspecto se conoce al hombre, y por su semblante al sensato.

30. El vestir, el reír y su caminar denuncian lo que es.



Livros sugeridos


“O Senhor nos dá tantas graças e nós pensamos que tocamos o céu com um dedo. Não sabemos, no entanto, que para crescer precisamos de pão duro, das cruzes, das humilhações, das provações e das contradições.” São Padre Pio de Pietrelcina

Newsletter

Receba as novidades, artigos e noticias deste portal.