1. En cambio, las almas de los justos están en las manos de Dios y no les alcanzará tormento alguno.

2. A los ojos de los insensatos pareció que habían muerto; se tuvo por quebranto su salida,

3. y su partida de entre nosotros por completa destrucción; pero ellos están en la paz.

4. Aunque, a juicio de los hombres, hayan sufrido castigos, su esperanza estaba llena de inmortalidad;

5. por una corta corrección recibirán largos beneficios. pues Dios los sometió a prueba y los halló dignos de sí;

6. como oro en el crisol los probó y como holocausto los aceptó.

7. El día de su visita resplandecerán, y como chispas en rastrojo correrán.

8. Juzgarán a las naciones y dominarán a los pueblos y sobre ellos el Señor reinará eternamente.

9. Los que en él confían entenderán la verdad y los que son fieles permanecerán junto a él en el amor, porque la gracia y la misericordia son para sus santos y su visita para sus elegidos.

10. En cambio, los impíos tendrán la pena que sus pensamientos merecen, por desdeñar al justo y separarse del Señor.

11. Desgraciados los que desprecian la sabiduría y la instrucción; vana es su esperanza, sin provecho sus fatigas, inútiles sus obras;

12. sus mujeres son insensatas, malvados sus hijos, maldita su posteridad.

13. Dichosa la estéril sin mancilla, la que no conoce lecho de pecado; tendrá su fruto en la visita de las almas.

14. Dichoso también el eunuco que con sus manos no obra iniquidad ni fomenta pensamientos perversos contra el Señor; por su fidelidad se le dará una escogida recompensa, una herencia muy agradable en el Santurario del Señor.

15. Que el fruto de los esfuerzos nobles es glorioso, imperecedera la raíz de la prudencia.

16. En cambio los hijos de adúlteros no llegarán a sazón, desaparecerá la raza nacida de una unión culpable.

17. Si viven largos años, no alcanzarán estima alguna y al fin su ancianidad carecerá de honor.

18. Y si mueren pronto, no tendrán esperanza ni consuelo en el día de la sentencia,

19. pues duro es el fin de una raza inicua.



Livros sugeridos


“Como é belo esperar!” São Padre Pio de Pietrelcina

Newsletter

Receba as novidades, artigos e noticias deste portal.