1. Como nieve en verano y lluvia en la siega, así de mal le sienta la gloria al insensato.

2. Como se escapa el pájaro y vuela la golondrina, así no se realiza la maldición sin motivo.

3. Látigo para el caballo, brida para el asno y vara para la espalda de los necios.

4. No respondas al necio según su necedad, no sea que tú también te vuelvas como él.

5. Responde al necio según su necedad, no vaya a creerse que es un sabio.

6. Se corta los pies, se empapa de amargura, el que envía un recado en mano de necio.

7. Como las piernas vacilantes del cojo, es el proverbio en boca de los necios.

8. Como sujetar una piedra en la honda, es conceder honores a un necio.

9. Como espino que va a parar a mano de borracho, es el proverbio en boca de los necios.

10. Como arquero que a todos hiere, es el que toma a sueldo al necio y al borracho que pasan.

11. Como el perro vuelve a su vómito, vuelve el necio a su insensatez.

12. ¿Has visto a un hombre que se cree sabio? Más se puede esperar de un necio que de él.

13. Dice el perezoso: «¡Un león en el camino! ¡Un león en la plaza!»

14. La puerta gira en los goznes, y el perezoso en la cama.

15. El perezoso hunde la mano en el plato; pero le fatiga llevarla a la boca.

16. El perezoso se tiene por más sabio que siete personas que responden con tacto.

17. Agarra por las orejas a un perro que pasa el que se mete en litigio que no le incumbe.

18. Como un loco que arroja saetas escondidas, flechas y muerte,

19. tal es el hombre que engaña a su prójimo, y dice: «¿No ves que estaba bromeando?»

20. Cuando se acaba la leña, se apaga el fuego, cuando no hay chismoso, se apacigua la disputa.

21. Carbón sobre brasas y leña sobre fuego, es el pleiteador para atizar querellas.

22. Las palabras del delator son golosinas que bajan hasta el fondo de las entrañas.

23. Plata con escorias esmaltada sobre arcilla, son los labios dulces con corazón perverso.

24. El que odia, disimula con sus labios, pero en su interior comete perfidia;

25. si da a su voz un tono amable, no te fíes, porque hay siete abominaciones en su corazón.

26. Encubrirá su odio con engaño, pero en la asamblea se descubrirá su malicia.

27. El que excava una fosa caerá en ella, el que hace rodar una piedra se le vendrá encima.

28. La lengua mentirosa odia a sus víctimas, la boca melosa labra la ruina.



Livros sugeridos


“Por que a tentação passada deixa na alma uma certa perturbação? perguntou um penitente a Padre Pio. Ele respondeu: “Você já presenciou um tremor de terra? Quando tudo estremece a sua volta, você também é sacudido; no entanto, não necessariamente fica enterrado nos destroços!” São Padre Pio de Pietrelcina

Newsletter

Receba as novidades, artigos e noticias deste portal.