1. La segunda suerte cayó a Simeón, a la tribu de los hijos de Simeón, por clanes: su heredad estaba en medio de la heredad de los hijos de Judá.

2. Les correspondió como heredad: Berseba, Semá, Moladá;

3. Jasar Sual, Balá, Esem;

4. Eltolad, Betul, Jormá;

5. Siquelag, Bet Hammarkabot; Jasar Susá;

6. Bet Lebaot y Sarujem: trece ciudades y sus aldeas;

7. Ayín, Rimmón, Eter y Asán; cuatro ciudades y sus aldeas.

8. Adémas todas las aldeas de los alrededores de estas ciudades hasta Baalat Beer, Ramá del Négueb. Esa fue la heredad de la tribu de los hijos de Simeón, por clanes.

9. La heredad de los hijos de Simeón se tomó de la porción de los hijos de Judá, porque la parte de los hijos de Judá era demasiado grande para ellos. Los hijos de Simeón recibieron, pues, su heredad en medio de la heredad de los hijos de Judá.

10. La tercera suerte tocó a los hijos de Zabulón, por clanes: el límite de su heredad se extendía hasta Sadud;

11. su límite subía al occidente hacia Maraalá y tocaba en Dabbéset y luego en el torrente que hay frente a Yoqneam.

12. De Sadud volvía el límite hacia el este, hacia la salida del sol, hasta el límite de Kislot Tabor, seguía hacia Daberat y subía a Yafía.

13. De allí pasaba hacia el este, al oriente, por Gat Jéfer y por Itta Casín, iba hacia Rimmón y volvía hacia Neá.

14. El límite volvía por el norte hacia Jannatón e iba a salir al valle de Yiftaj El.

15. Además, Cattat, Nahalal, Simrón, Yiralá y Belén: doce ciudades con sus aldeas.

16. Esa fue la heredad de los hijos de Zabulón, por clanes: esas ciudades y sus aldeas.

17. La cuarta suerte tocó a Isacar, a los hijos de Isacar, por clanes.

18. Su territorio se extendía hasta Yizreel y comprendía Kesulot y Sunem;

19. Jafaráyim, Sión, Anajarat,

20. Daberat, Quisyón, Ebes;

21. Rémet y En Gannim, En Jaddá y Bet Passés.

22. Su límite tocaba en el Tabor, en Sajasima y en Bet Semes, y el límite terminaba en el Jordán; dieciséis ciudades con su aldeas.

23. Esa fue la heredad de la tribu de los hijos de Isacar, por clanes: las ciudades y sus aldeas.

24. La quinta suerte tocó a la tribu de los hijos de Aser, por clanes.

25. Su territorio comprendía: Jelcat, Jalí, Beten, Aksaf,

26. Alammélek, Amad, Misal; tocaba en el Carmelo por el oeste y en el curso del Libnat;

27. volvía luego hacia la salida del sol hasta Bet Dagón y tocaba por el norte en Zabulón y en el valle de Yiftaj El, y Bet Haemeq y Neiel, yendo a parar hacia Kabul por la izquierda con

28. Abdón, Rejob, Jammón y Caná hasta Sidón la Grande.

29. El límite volvía a Ramá y hasta la plaza fuerte de Tiro y hasta Josá, e iba a terminar en el mar. Majaleb, Akzib,

30. Akko, Afeq, Rejob: veintidós ciudades con sus aldeas.

31. Esa fue la heredad de la tribu de los hijos de Aser, por clanes: esas ciudades y sus aldeas.

32. A los hijos de Neftalí les tocó la sexta suerte; a los hijos de Neftalí, por clanes:

33. su límite iba de Jélef y de la Encina de Saanannim y Adamí Hannéqueb y Yabneel hasta Laqcum e iba a salir al Jordán.

34. Volvía el límite hacia el oeste por Aznot Tabor y de allí a salir a Juqcoq, lindaba con Zabulón al sur, con Aser al oeste y con el Jordán al oriente.

35. Y las ciudades fuertes eran: Siddim, Ser, Jammat, Raqcat, Kinneret,

36. Adamá, Ramá, Jasor;

37. Quedes, Edreí, En Jasor,

38. Yirón, Migdal El, Jórem, Bet Anat, Bet Semes: diecinueve ciudades con sus aldeas.

39. Esa fue la heredad de los hijas de Neftalí, por clanes: las ciudades y sus aldeas.

40. A la tribu de los hijos de Dan, por clanes, tocó la séptima suerte.

41. El territorio de su heredad comprendía: Sorá, Estaol, Ir Simes.

42. Saalbim, Ayyalón, Silatá;

43. Elón, Timná, Ecrón,

44. Eltequé, Guibbetón, Baalat;

45. Azor, Bené Beraq, Gat Rimmón;

46. y hacia el mar Yeraqón con el territorio de enfrente de Joppe.

47. Pero el territorio de los hijos de Dan quedaba fuera de su poder. Por eso, los hijos de Dan subieron a atacar a Lésem; la tomaron y la pasaron a cuchillo. Tomada la ciudad, se establecieron en ella y a Lésem la llamaron Dan, del nombre de Dan su padre.

48. Esa fue la heredad de la tribu de los hijos de Dan, por clanes: esas ciudades y sus aldeas.

49. Acabaron, pues, de sortear el país con sus límites. Y los israelitas dieron a Josué, hijo de Nun, una heredad en medio de ellos;

50. según orden de Yahveh, le dieron la ciudad que había pedido, Timnat Sérak, en la montaña de Efraím. Reconstruyó la ciudad y se estableció en ella.

51. Esas son las heredades que el sacerdote Eleazar, Josué, hijo de Nun, y los jefes de familia sortearon entre las tribus de Israel en Silo, en presencia de Yahveh, a la entrada de la Tienda del Encuentro; y así se terminó el reparto de la tierra.



Livros sugeridos


“Mesmo quando perdemos a consciência deste mundo, quando parecemos já mortos, Deus nos dá ainda uma chance de entender o que é realmente o pecado, antes de nos julgar. E se entendemos corretamente, como podemos não nos arrepender?” São Padre Pio de Pietrelcina

Newsletter

Receba as novidades, artigos e noticias deste portal.