1. ¿No es una milicia lo que hace el hombre en la tierra? ¿no son jornadas de mercenario sus jornadas?

2. Como esclavo que suspira por la sombra, o como jornalero que espera su salario,

3. así meses de desencanto son mi herencia, y mi suerte noches de dolor.

4. Al acostarme, digo: «¿Cuándo llegará el día?» Al levantarme: «¿Cuándo será de noche?», y hasta el crepúsculo ahíto estoy de sobresaltos.

5. Mi carne está cubierta de gusanos y de costras terrosas, mi piel se agrieta y supura.

6. Mis días han sido más raudos que la lanzadera, han desaparecido al acabarse el hilo.

7. Recuerda que mi vida es un soplo, que mis ojos no volverán a ver la dicha.

8. El ojo que me miraba ya no me verá, pondrás en mí tus ojos y ya no existiré.

9. Una nube se disipa y pasa, así el que baja al seol no sube más.

10. No regresa otra vez a su casa, no vuelve a verle su lugar.

11. Por eso yo no he de contener mi boca, hablaré en la angustia de mi espíritu, me quejaré en la amargura de mi alma.

12. ¿Acaso soy yo el Mar, soy el monstruo marino, para que pongas guardia contra mí?

13. Si digo: «Mi cama me consolará, compartirá mi lecho mis lamentos»,

14. con sueños entonces tú me espantas, me sobresaltas con visiones.

15. ¡Preferiría mi alma el estrangulamiento, la muerte más que mis dolores!

16. Ya me disuelvo, no he de vivir por siempre; ¡déjame ya; sólo un soplo son mis días!

17. ¿Qué es el hombre para que tanto de él te ocupes, para que pongas en él tu corazón,

18. para que le escrutes todas las mañanas y a cada instante le escudriñes?

19. ¿Cuándo retirarás tu mirada de mí? ¿no me dejarás ni el tiempo de tragar saliva?

20. Si he pecado, ¿qué te he hecho a ti, oh guardián de los hombres? ¿Por qué me has hecho blanco tuyo? ¿Por qué te sirvo de cuidado?

21. ¿Y por qué no toleras mi delito y dejas pasar mi falta? Pues ahora me acostaré en el polvo, me buscarás y ya no existiré.



Livros sugeridos


“Não desperdice suas energias em coisas que geram preocupação, perturbação e ansiedade. Uma coisa somente é necessária: elevar o espírito e amar a Deus.” São Padre Pio de Pietrelcina

Newsletter

Receba as novidades, artigos e noticias deste portal.