1. Job tomó la palabra y dijo:

2. En verdad, vosotros sois el pueblo, con vosotros la Sabiduría morirá.

3. Yo también sé pensar como vosotros, no os cedo en nada: ¿a quién se le ocultan esas cosas?

4. La irrisión de su amigo, eso soy yo, cuando grito hacia Dios para obtener repuesta. ¡Irrisión es el justo perfecto!

5. «¡Al infortunio, el desprecio! - opinan los dichosos -; ¡un golpe más a quien vacila!»

6. Mientras viven en paz las tiendas de los salteadores, en plena seguridad los que irritan a Dios, los que meten a Dios en su puño!

7. Pero interroga a las bestias, que te instruyan, a las aves del cielo, que te informen.

8. Te instruirán los reptiles de la tierra, te enseñarán los peces del mar.

9. Pues entre todos ellos, ¿quién ignora que la mano de Dios ha hecho esto?

10. El, que tiene en su mano el alma de todo ser viviente y el soplo de toda carne de hombre.

11. ¿No es el oído el que aprecia los discursos, como el paladar saborea los manjares?

12. ¿No está entre los ancianos el saber, en los muchos años la inteligencia?

13. Pero con él sabiduría y poder, de él la inteligencia y el consejo.

14. Si él destruye, no se puede edificar; si a alguno encierra, no se puede abrir.

15. Si retiene las aguas, sobreviene sequía, si las suelta, avasallan la tierra.

16. Con él la fuerza y la agudeza; suyos son seducido y seductor.

17. A los consejeros hace él andar descalzos, y entontece a los jueces.

18. Desata la banda de los reyes y les pasa una soga por los lomos.

19. Hace andar descalzos a los sacerdotes y derriba a los que están más firmes.

20. Quita el habla a los más hábiles y a los ancianos arrebata el juicio.

21. Sobre los nobles vierte el menosprecio y suelta la correa de los fuertes.

22. Revela la profundidad de las tinieblas, y saca a la luz la sombra.

23. Levanta a las naciones y luego las destruye, ensancha a los pueblos y luego los suprime.

24. Quitá el ánimo a los jefes del país, los hace vagar por desierto sin camino;

25. y andan a tientas en tinieblas, sin luz, se tambalean como un ebrio.



Livros sugeridos


“Nas tentações, combata com coragem! Nas quedas, humilhe-se mas não desanime!” São Padre Pio de Pietrelcina

Newsletter

Receba as novidades, artigos e noticias deste portal.