1. El Presbítero al querido Gayo a quien amo según la verdad.

2. Pido, querido, en mis oraciones que vayas bien en todo como va bien tu alma y que goces de salud.

3. Grande fue mi alegría al llegar los hermanos y dar testimonio de tu verdad, puesto que vives según la verdad.

4. No experimento alegría mayor que oír que mis hijos viven según la verdad.

5. Querido, te portas fielmente en tu conducta para con los hermanos, y eso que son forasteros.

6. Ellos han dado testimonio de tu amor en presencia de la Iglesia. Harás bien en proveerles para su viaje de manera digna de Dios.

7. Pues por el Nombre salieron sin recibir nada de los gentiles.

8. Por eso debemos acoger a tales personas, para ser colaboradores en la obra de la Verdad.

9. He escrito alguna cosa a la Iglesia; pero Diótrefes, ese que ambiciona el primer puesto entre ellos, no nos recibe.

10. Por eso, cuando vaya, le recordaré las cosas que está haciendo, criticándonos con palabras llenas de malicia; y como si no fuera bastante, tampoco recibe a los hermanos, impide a los que desean hacerlo y los expulsa de la Iglesia.

11. Querido, no imites lo malo, sino lo bueno. El que obra el bien es de Dios; el que obra el mal no ha visto a Dios.

12. Todos, y hasta la misma Verdad, dan testimonio de Demetrio. También nosotros damos testimonio y sabes que nuestro testimonio es verdadero.

13. Tengo mucho que escribirte, pero no quiero hacerlo con tinta y pluma.

14. Espero verte pronto y hablaremos de viva voz.

15. La paz sea contigo. Los amigos te saludan. Saluda a los amigos, a cada uno en particular.



Livros sugeridos


“Pode-se manter a paz de espírito mesmo no meio das tempestades da vida”. São Padre Pio de Pietrelcina

Newsletter

Receba as novidades, artigos e noticias deste portal.