1. Moisés reunió a toda la comunidad de los israelitas y les dijo: «Esto es lo que Yahveh ha mandado hacer.

2. Durante seis días se trabajará, pero el día séptimo será sagrado para vosotros, día de descanso completo en honor de Yahveh. Cualquiera que trabaje en ese día, morirá.

3. En ninguna de vuestras moradas encenderéis fuego en día de sábado.»

4. Moisés habló así a toda la comunidad de los israelitas: «Esta es la orden de Yahveh:

5. Reservad de vuestros bienes una ofrenda para Yahveh. Que reserven ofrenda para Yahveh todos aquellos a quienes su corazón mueva: oro, plata y bronce,

6. púrpura violeta y escarlata, carmesí, lino fino, pelo de cabra,

7. pieles de carnero teñidas de rojo, cueros finos y maderas de acacia,

8. aceite para el alumbrado, aromas para el óleo de la unción y para el incienso aromático,

9. piedras de ónice y piedras de engaste para el efod y el pectoral.

10. Que vengan los artífices hábiles de entre vosotros a realizar cuanto Yahveh ha ordenado:

11. la Morada, su Tienda y su toldo, sus broches, sus tableros, sus travesaños, sus postes y sus basas;

12. el Arca y sus varales, el propiciatorio y el velo que lo cubre;

13. la mesa con sus varales y todos sus utensilios, el pan de la Presencia,

14. el candelabro para el alumbrado con sus utensilios, y sus lámparas, y el aceite del alumbrado;

15. el altar del incienso con sus varales; el óleo de la unción, el incienso aromático, la cortina del vano de la entrada a la Morada,

16. el altar de los holocaustos con su rejilla de bronce, sus varales y todos su utensilios; la pila con su base;

17. los cortinajes del atrio con sus postes y sus basas; el tapiz de la entrada del atrio;

18. la clavazón de la Morada y la clavazón del atrio y sus cuerdas;

19. los ornamentos de ceremonia para oficiar en el Santuario; las vestiduras sagradas para el sacerdote Aarón y las vestiduras de sus hijos para sus funciones sacerdotales.»

20. Entonces, toda la comunidad de los israelitas se retiró de la presencia de Moisés;

21. todos aquellos a quienes impulsaba su corazón y movía su espíritu vinieron a traer la ofrenda reservada a Yahveh, para los trabajos de la Tienda del Encuentro, para todo su servicio y para las vestiduras sagradas.

22. Venían hombres y mujeres: todos los que eran movidos por su corazón traían zarcillos, pendientes, anillos de oro, el oro que cada uno presentaba como ofrenda mecida para Yahveh.

23. Cuantos poseían púrpura violeta y escarlata, y carmesí, lino fino, pelo de cabra, pieles de carnero teñidas de rojo y cueros finos, los traían también.

24. Cuantos pudieron reservar una ofrenda de plata o de bronce, la llevaron como ofrenda reservada a Yahveh. Lo mismo hicieron los que poseían madera de acacia, que sirviera para los trabajos de la obra.

25. Todas las mujeres hábiles en el oficio hilaron con sus manos y llevaron la púrpura violeta y escarlata, el carmesí y lino fino que habían hilado.

26. Todas las mujeres hábiles en hilar, hilaron pelo de cabra, movidas por su corazón.

27. Los jefes trajeron piedras de ónice y piedras de engaste para el efod y el pectoral;

28. aromas y aceite para el alumbrado, para el óleo de la unción y para el incienso aromático.

29. Todos los israelitas, hombres y mujeres, cuyo corazón les había impulsado a llevar algo para cualquiera de los trabajos que Yahveh, por medio de Moisés, les había encomendado, presentaron sus ofrendas voluntarias a Yahveh.

30. Moisés dijo entonces a los israelitas: «Mirad, Yahveh ha designado a Besalel, hijo de Urí, hijo de Jur, de la tribu de Judá,

31. y le ha llenado del espíritu de Dios, confiriéndole habilidad, pericia y experiencia en toda clase de trabajos,

32. para concebir y realizar proyectos en oro, plata y bronce,

33. para labrar piedras de engaste, tallar la madera y ejecutar cualquier otra labor de artesanía;

34. a él y Oholiab, hijo de Ajisamak de la tribu de Dan, les ha puesto en el corazón el don de enseñar.

35. Les ha llenado de habilidad para toda clase de labores en talla y bordado, en recamado de púrpura violeta y escarlata, de carmesí y lino fino, y en labores de tejidos. Son capaces de ejecutar toda clase de trabajos y de idear proyectos.»



Livros sugeridos


“Se você não entrega seu coração a Deus, o que lhe entrega?” “Você deve seguir outra estrada. Tire de seu coração todas as paixões deste mundo, humilhe-se na poeira e reze! Dessa forma, certamente você encontrará Deus, que lhe dará paz e serenidade nesta vida e a eterna beatitude na próxima.” São Padre Pio de Pietrelcina

Newsletter

Receba as novidades, artigos e noticias deste portal.